¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

INTERCAMBIO COMERCIAL CON LA ALIANZA DEL PACÍFICO

Por ComexPerú / Publicado en Junio 28, 2018 / Semanario 943 - Comercio Exterior

La Alianza del Pacífico (AP), conformada por Chile, Colombia, México y Perú, se ha convertido en uno de los bloques más sólidos y con mayor potencial en América Latina y el Caribe (ALC). Asimismo, constituye la octava potencia económica y la octava potencia exportadora a nivel mundial. Este representa el 37% del PBI de la región, exporta un 3.2% del total de envíos mundiales y un 57% del total de envíos de ALC. Además, los cuatro países mencionados atraen un 45% de la inversión extranjera de la región (ver Semanario N.° 888).

A diferencia de otros bloques regionales latinoamericanos, como el Mercosur y la Comunidad Andina, la AP fue creada con una visión más allá del solo intercambio comercial entre las partes. Así, uno de sus objetivos primordiales ha sido convertirse en una plataforma de proyección al mundo, en especial hacia el Asia-Pacífico, con el fin de promover las exportaciones y la captación de inversiones. Para ello, la AP ha buscado consolidarse como un área unificada de comercio, en la que la actividad comercial sea más competitiva y productiva a nivel mundial con respecto a la del resto de países emergentes. Cabe resaltar que la principal vía hacia la unificación ha sido la homogeneización de estándares y reglas normativas.

En lo que al comercio intrarregional se refiere, desde que se creó la AP, en 2011, nuestro dinamismo comercial con los demás países miembros sostuvo una tendencia creciente hasta 2014, pues exhibió un crecimiento acumulado del 4.3%, es decir, 1.4% promedio anual. En dicho año, el intercambio comercial (exportaciones más importaciones) fue de US$ 7,981 millones. Sin embargo, durante los dos siguientes años, 2015 y 2016, este valor cayó consecutivamente a tasas del 15.6% y el 7.9%, respectivamente, y se ubicó en US$ 6,203 millones en 2016, muy por debajo del nivel exhibido en 2014.

Sin embargo, tal parece que la tendencia negativa empezó a revertirse en 2017 y continuó durante los primeros meses de 2018. En 2017, el valor total del intercambio comercial ascendió a US$ 6,597 millones, es decir, creció un 6.3% con respecto a 2016 (US$ 6,203 millones). Por su parte, en los cuatro primeros meses de 2018, este fue de US$ 2,332 millones, un 10.3% más que en el mismo periodo de 2017 (US$ 2,115 millones).

En lo que respecta al resultado de 2017, por el lado de nuestras exportaciones, estas disminuyeron un 2.6% con respecto a 2016, con un valor de US$ 2,134 millones en 2017 frente a uno de US$ 2,192 en 2016. Las exportaciones hacia México fueron las que exhibieron una mayor caída, al pasar de US$ 466 millones a US$ 418 millones (-10.4%). Asimismo, nuestros envíos a Colombia pasaron de US$ 712 millones a US$ 674 millones, es decir, cayeron un 5.4%. Sin embargo, las exportaciones hacia Chile aumentaron de US$ 1,014 millones a US$ 1,043 millones, un crecimiento del 2.8%, lo que mitigó la caída de los envíos a nuestros otros dos socios comerciales.

Por su parte, en 2017, las exportaciones tradicionales hacia los países de la AP fueron las que tuvieron el peor desempeño, al alcanzar un valor de US$ 627 millones, un 12.7% menos que en 2016. Esta caída se explica por los menores envíos de este rubro a México (US$ 152 millones; -31.9% con respecto al año anterior) y Colombia (US$ 85 millones; -20.1%), que no pudieron ser contrarrestados por el débil aumento del valor de nuestras exportaciones a Chile (US$ 391 millones; +0.2%). Los principales sectores que explicaron el resultado negativo del rubro tradicional fueron el minero-metálico (US$ 335 millones en 2017), con una caída del 14.5% con respecto a 2016, y el de petróleo y derivados (US$ 179 millones), con una disminución del 19.7%.

Por el contrario, en el último año, los envíos no tradicionales registraron un aumento del 2.3%, al pasar de US$ 1,473 millones a US$ 1,506 millones. Asimismo, representaron un 70.6% del total de exportaciones hacia los países mencionados. Su buen desempeño se debió al aumento de las exportaciones del sector siderometalúrgico, que pasaron de US$ 205 millones a US$ 236 millones (+15.4%). No obstante, sectores como el agropecuario (US$ 305 millones; -8.9%) y el químico (US$ 375 millones; -2.4%) limitaron el crecimiento de nuestras exportaciones no tradicionales hacia los demás países de la AP.

En lo que respecta a las importaciones, en 2017, estas aumentaron un 11.3% con respecto a 2016, al pasar de US$ 4,012 millones a US$ 4,463 millones. Además, estuvieron compuestas en un 41% por bienes intermedios, un 40.7% por bienes de consumo y un 18.2% por bienes de capital. Las importaciones de bienes intermedios crecieron un 29.7% con respecto a 2016. Algo similar pasó con las de bienes de consumo, que fueron un 5.4% mayores. Por su parte, las importaciones de bienes de capital cayeron un 7%.

Si bien es positivo para nuestro país que nuestras relaciones comerciales con los demás miembros de la AP hayan repuntado, no debemos olvidar cuál es el objetivo principal de la alianza: lograr una integración que permita a sus miembros consolidarse como un gran bloque económico, con el objetivo de promover su competitividad y sus exportaciones frente a otras regiones del mundo. Evidentemente, un aumento del flujo de comercio intrarregional contribuiría al fortalecimiento de la unión, ya que haría más fácil homogeneizar estándares y tecnologías de producción debido al traspaso de know-how característico del comercio.


logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Comercio Exterior
  • Importación
  • Exportación

BREXIT: REFORZAR LA BILATERALIDAD EN UN CLIMA DE INCERTIDUMBRE

Recientemente, las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea atraviesan momentos de tensión e incertidumbre. Observamos aquí los vínculos comerciales del Perú con el Reino Unido.

Por ComexPerú / Febrero 15, 2019 / Semanario 972 - Comercio Exterior
  • Infraestructura
  • Economía
  • Competitividad

¡LIMITAR LA CIRCULACIÓN DE CAMIONES NO ES LA SOLUCIÓN!

La congestión vehicular es un problema alarmante; sin embargo, las soluciones facilistas como restringir la circulación de camiones no son la medida adecuada para atenderlo.

Por ComexPerú / Febrero 15, 2019 / Semanario 972 - Economía
logo icono

Push Notification